Dulces

Bizcocho de zanahorias, nueces y jengibre…para microondas…sin gluten

noviembre 29, 2019

Este bizcocho es uno de mis favoritos porque con el sabor a jengibre, me recuerda a la Navidad.

En mi caso particular, lo uso como base de tarta o de cupcakes porque está muy bueno y se puede acompañar con una crema de queso, que realza su sabor.

En esta ocasión, he probado a hacerlo al microondas porque mucha gente no dispone de horno para hacerlo. Es muy sencillo de hacer y queda estupendo.

Empezamos…

Ingredientes

  • 175 g de zanahorias
  • 100 g de azúcar moreno ( se puede usar refinada pero hay que bajar los gramos o lo endulzará mucho)
  • 3 huevos M
  • 25 ml de aceite de oliva
  • 25ml de aceite de girasol
  • 90 g de harina Mix repostería Lidl o 60 g de arroz + 30 g de almidón de maiz
  • 80g de nueces peladas
  • 1 cdita rasa de jengibre en polvo
  • 1 cdita rasa de canela molida
  • 1 cdita rasa de Xantana
  • 10 g de levadura química para repostería

Las especias son al gusto, pero la mezcla de jengibre y canela molida queda muy bien. He probado a mezclarlo con coco rallado y ha quedado genial. Si usáis coco rallado, debéis quitar cantidad de zanahoria y sustituir ese peso con el coco.

Preparación

  • Rallar las zanahorias y pesar los 175 g.
  • Mezclar con el azúcar y los huevos.
  • No batir con la batidora porque se podría estropear la zanahoria y, si usáis coco rallado, pues con más razón-
  • Una vez mezclados estos 3 ingredientes, añadir las especias que queráis, en este caso, la canela y el jengibre.
  • Una vez incorporadas, mezclamos los huevos con lo anterior. Podemos batir con unas barillas de mano, pero se insertan bien en la mezcla.
  • A parte, mezclaremos la harina, la xantana y la levadura.
  • Incorporamos los sólidos a los líquidos, poco a poco, mezclando bien.
  • Una vez tengamos la mezcla hecha, que nos quedará como una crema ligera, engrasaremos un molde redondo y, al menos, unos 3 cm más alto que lo que ocupe la mezcla.
  • Vertemos la mezcla en el molde engrasado y, al microondas.

Mi microondas es normal, potencia de 700 w, así que lo tendremos unos 15 minutos a máxima potencia. Si vuestro microondas tiene más potencia, tenedlo menos tiempo. A los 10 minutos deberíais comprobar como está, y si necesita más tiempo, lo dejáis un poco más.

  • Una vez que acabe, lo dejaremos reposar dentro un par de minutos.
  • Lo sacamos y desmoldamos. No debería estar pegado, y además, los bordes deberían estar despegados.

Y…ya está…¡Ya tenemos nuestro bizcocho!

Fácil…¿verdad?

¡Buen Provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *