Dulces

Rosquillas de mi abuela, sin gluten

marzo 17, 2020

Si hay recuerdos de cuando era pequeña son aquellas tardes de lluvia en las que mi abuela se aburría y se ponía a hacer repostería. Rosquillas de anís, tortas u orejuelas, torta de nueces, tortas de chicharrones, casadiellas, etc.

Lo cierto es que voy poco a poco recuperando esas recetas, pero no es fácil; He de acudir a la familia del pueblo, ella era del Provencio, Cuenca. Y aquellas recetas que me suenan o que le pregunto a mi madre..jjjj

Hoy rescatamos la receta de las rosquillas, pero claro, hemos de adaptarla a los celíacos. Las pruebas han sido muchas pero creo que he dado con esa receta, fácil y rica.

¡Vamos con ella!

Ingredientes:

  • 300 g de azúcar
  • 3 huevos M
  • 1 sobre de levadura ( sí, parece mucho, pero creedme…con menos no me salieron)
  • zumo de medio limón y de media naranja
  • la ralladura de un limón y de una naranja
  • un buen chorro de anís
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 250 g de mix repostería de Lidl
  • 250 g de mezcla casera ( 3/4 arroz, 1/4 almidón de maíz)
  • 150 g de trigo sarraceno.

Preparación:

  • Mezclar todos los líquidos con los huevos y el azúcar. Añadir la ralladura de la naranja y del limón.
  • Mezclar las harinas junto con la levadura.
  • Añadir las harinas, poco a poco, a los líquidos, con la ayuda de la mezcladora o de una cuchara de madera.
  • Cuando lo tengamos mezclado, enharinaremos la mesa de trabajo y depositaremos la masa para trabajarla.
  • Yo suelo usar harina de arroz para ayudarme a amasar las rosquillas.
  • Una vez tengamos la masa, la dejaremos reposar al menos una hora.
Así tiene que quedar la masa.
  • A continuación vamos a darle forma a las rosquillas. Es aquí cuando más disfrutan los niños porque parece que juegan con plastilina.
Como veis, cada una tiene un tamaño diferente. A Pelayo le gusta improvisar…jjj
  • Ponemos a calentar una sartén, cazo, freidora, etc… con abundante aceite de girasol, para no darle demasiado gusto a aceite de oliva…eso mataría el sabor de las propias rosquillas.
  • Las rosquillas van a hincharse al freírlas, así que no echéis demasiadas a la sartén.
  • Les dais la vuelta para que se doren por ambos lados.

Una vez fritas, yo les espolvoreo azúcar, en caliente, así se queda pegada a las rosquillas.

Y así de ricas os van a quedar….ummmm

¡Que aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *